TRILOGÍA

NOTICIA DE UN AMANECER FUGAZ

Luis de la Rasilla

Pre-ediacción, 2015
Ediacción
piloto transmedia,15 de mayo de 2018





 

 

 

Registro General de la Propiedad Intelectual. Número de asiento registral 16/2015/7266

 

 

AUTOR

 

LA TRILOGÍA NOTICIA DE UN AMANECER FUGAZ

 

VÍDEO DE PRESENTACIÓN

 

COMENTARIOS DE LECTORES

 

SINOPSIS

 

BANDA SONORA

 

EN LA SENDA DE LA ACTOLECTURA

 

EJERCE LA ACTOLECTURA

 

PRESENTACIÓN

Déjame que te cuente...

 

DESCARGA LIBREMENTE AZAR DE AZAHAR

 

ADQUIERE EN AMAZON LA EDIACCIÓN 2018

(Azar de azahar, Quiebra el albor y el avance de Despierta la libélula)

Publicación en torno al 10.05.18

 

OTRAS PUBLICACIONES DEL AUTOR

 

 

 

 

 

 

 

 

NOTA


Si el autor o algunos de los personajes te ha regalado



NOTICIA DE UN AMANECER FUGAZ


(Azar de azahar, Quiebra el albor y el avance de Despierta la libélula)


y no recuerdas la clave para realizar la descarga
 
PULSA AQUI
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LUIS DE LA RASILLA

luisdelarasilla@proyectointersur.org

            Licenciado en Ciencias Políticas (Universidad Complutense) y Doctor (Universidad de Huelva). Ha sido secretario general de la UEF (Unión Europea de Federalistas, España) y promotor, a finales de los setenta, de la Asociación para la Integración Europea (AIE)  y de la Sociedad Iberoamericana de Estudios Europeos (SIAE). Profesor de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales en la UNED y en las Universidades de Sevilla y Huelva. Jefe del gabinete técnico del rectorado de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, director de su programa en Guinea Ecuatorial, subdirector de la Universidad Hispanoamericana de la Rábida y vicedecano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Huelva.

            En 1988 presentó al Congreso de los Diputados un Informe-denuncia de la política española de cooperación con Guinea Ecuatorial    y un Informe-propuesta para una nueva cooperación al servicio del autodesarrollo y la libertad en Guinea Ecuatorial    que inspiró la Iniciativa Pacto de Madrid para la Democratización y el Autodesarrollo de Guinea Ecuatorial, de marzo de 1989.  

           Junto con el decano Ramón L. Soriano Díaz, catedrático de Filosofía del Derecho, presentó, en 1994, una Queja al Defensor del Pueblo Andaluz y un Informe-denuncia ante el Parlamento de Andalucía sobre el funcionamiento irregular de la entonces recién creada Universidad de Huelva.

           Es autor de diversas publicaciones  y coautor, con el Prof. Ramón L. Soriano, de Democracia vergonzante y ciudadanos de perfil, Ed. Comares, Granada, 2002.  En 2015 publicó la pre-ediacción de Noticia de un amanecer fugaz, concebida como e.novela de texto transmedia e hipertextual. Recientemente ha publicado Archimedes’ Return or the Power of Imagination on the Streets. La cooperación al subdesarrollo de Guinea Ecuatorial. Oportunidades perdidas y propuestas frustradas en la década de los ochenta; Relato documentado de un cooperante.  Puedo, puedes… ¿podemos?  Pasota o implicado. El fin de la universidad… que conocemos.    Asociacionismo blando y participación a la carta.  De la edición a la ediacción: en la senda de la actoescritura y la actolectura.  

                                                                                       regresa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA TRILOGÍA

 


  

regresa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SINOPSIS

(De la I y II parte)

    
En 2012, entre la radiante primavera de Sevilla
cuando el azar de azahar que revoloteaba el campus se posó inopinadamente en ella y el fascinante otoño de Nueva Inglaterra de cielos con nimbos de tormenta—, se suceden un reguero de lances al socaire del hechizo romántico que atrapa a un viejo profesor y a una joven y encantadora periodista. Él, Álvaro
un francotirador que, metamorfoseado en impetuoso y solitario gladiador, ya se embosca tras la gigantesca ceiba, ya salta a pecho descubierto a la arena, más atento al futuro que al pasado; ella de cautivadora sonrisa y fino deje sevillano, a ambos. Él, obsesionado con el incierto futuro de la democracia directa y del federalismo global, se aventura con un grupo de universitarios en los Andes, la Amazonía y el Pacífico para debatir con ellos sus ideas; ella Tere para todos, para él Teresa—, alborozada en el enigma, se empeña en hurgar en las nuevas heridas infligidas, en los años ochenta, a un pueblo pluriétnico ahora señor, por supuesto, mas esclavo de la geografía artificial y dispersa de los que antaño fuesen territorios españoles del Golfo de Guinea
sometido a una tensión inaudita entre la golosina y los ancestros.

 Una crónica a dos voces que arranca con el sacrificio de una misionera
española universitaria inteligente y honesta, asesinada, ante la indiferencia del Gobierno y de las Cortes, por haberse atrevido a vencer la complicidad del silencio y la desaparición de la niña testigo. Discurre entre las reflexiones bajo la carpa blanca, apostada frente a la inmensidad del Atlántico, de los Cursos de Verano de Doñana; a bordo del “Isla de Corisco”; los salones del Continental de Tánger; a la vera de los bellos fiordos de Noruega; ante las inquietantes fauces del Tungurahua y del Cotopaxi; en el silencio del Sahara; los misterios de la Amazonía o el portentoso susurro nocturno de la selva africana en torno a una nueva ciudadanía global la ecociudadanía, el inaplazable fin de la universidad que conocemos, las vicisitudes de los refugiados, el horizonte energético, el surgimiento del homo ociosus o la irrupción de los nuevos instrumentos políticos que ni se imaginan los más bienintencionados e ilusos miembros del mismísimo 15M o de Podemos. Y concluye, por ahora, presentando la novela en realidad, el primer manuscrito de la historia que da noticia de una insólita modalidad de la ecdótica: la ediacción a un prestigioso premio literario. Y lo hace en busca de la imprescindible visibilidad que se requiere para que sus lectores, llegados a esa última página impresa en la que desembarcan los sueños de todos los fabuladores, puedan continuar a bordo de este ingenio literario para enriquecer y vocear la noticia de un amanecer fugaz antes, mucho antes, de que despunte el alba.

                                                                                       regresa


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BANDA SONORA
En la que puede intervenir el lector

Avance


Last kiss good night (Kevin McLeod)

La flor de la canela (M. Dolores Pradera y los Sabandeños)

Le temps des fleurs (Dalila)

¿Qué será, será…? (Doris Day)

A walk in the clouds (Maurice Jarre)

Mi way (Frank Sinatra)

Strangers in the night (Frank Sinatra)

El lago de los cisnes (Chaikovski)

Claro de luna (Beethoven)

Como una luz (José Manuel Soto)

Las hojas verdes del verano (The Brothers Four)

Un monde avec toi (Mireille Mathie)

Ne me quitte pas (Édith Piaf)

Oda a la alegría (Beethoven)

Qué tiempo tan feliz (Gigliola Cinquetti)

This time for Africa (Shakira)

Tema de Lara  (Maurice Jarre)

Verano del 42 (Michel Legrand)

Regreso al futuro (Dootsie Williams)

Mirando al mar soñé (Jorge Sepúlveda)

Days of wines and roses (Henry Mancini)

regresa


NOTA
Si te apetece introducir alguna melodía en determinado lugar del texto

 
PULSA AQUI

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EN LA SENDA DE LA ACTOLECTURA

    
Azar de azahar, Quiebra el albor y, en su momento, Despierta la libélula (finales de 2018) integran, integrarán, Noticia de un amanecer fugaz. Título genérico de una trilogía concebida como e.novela de texto transmedia e hipertextual que anuncia una apuesta ambiciosa y original: la inexorable transición de los modos de edición convencional y electrónica hacia la ediacción:  una modalidad inédita de la ecdótica que conlleva el tránsito de la escritura a la actoescritura  y, por ende, de la lectura a la actolectura.

Una iniciativa que, al incorporar en el texto recursos insólitos que brindan oportunidades de participación en los asuntos públicos, hará actolector al homo ociosus del futuro. Homo ociosus —antes depredator, cultor, faber, creator— que, provisto de tan formidable útil para su adiestramiento cabal en el ejercicio directo de una nueva ecociudadanía  o ciudadanía global, dejará, entre otras cosas, de estar en manos de esos “resabiados mercachifles del pasteleo, encorbatados animales burlescos que recorren los pasillos del Parlamento haciendo de la política el desconsuelo de los justos”. (n1)

Un insólito y subversivo modo de leer actuando o de actuar leyendo que, asociado a adelantos por venir en el ámbito de la ingeniería política y social, del tipo del que da noticia esta obra, no tardará en generar empoderamiento ecociudadano e inducir inusitadas prácticas en red que tornarán obsoleta nuestra actual democracia. Sí, esa “democracia exclusiva y excluyente y, sistemáticamente, hecha el objeto de abusos deshonestos por parte de esas máquinas de marketing ideológico en que han devenido los partidos políticos. (n2)  Y es que Noticia de un amanecer fugaz es, será, más que una novela, ¡un reto!. Y, como tal, ineludible.

n1, n2. Ignacio de la Rasilla; Crónicas de los Cursos de Verano de Doñana, 2000-2002.

 

                                                                                       regresa

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EJERCE LA ACTOLECTURA
Los lectores de la ediacción piloto (2018) y sucesivas podrán ejercer la actolectura

Pendiente de inclusión

regresa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DÉJAME QUE TE CUENTE…

 

 

 

"Educar es amar al prójimo como a sí mismo.

Es carecer de dobleces.

Durante toda la vida, educar es estar de servicio permanente"

 

LEÓN TOLSTOI

La escuela de Yasmaia Poliena

 

 

 

 

A veces, un encuentro fortuito tiene el mismo efecto que el abatimiento y la deriva sobre un barco. Es como si un imperceptible golpe de timón al monótono rumbo de la vida inaugurase una inadvertida derrota de la que sólo se es consciente cuando en el ignoto destino nada coincide con las previsiones trazadas en la carta. Antojadizo lance de fortuna que embrolla el discurrir del tiempo… ya todo albur, ya todo azar de azahar.

 

—Fíjate, trataba de ultimar El francotirador, el relato del que procede esta e.novela de texto.

 

―¿e.novela de texto?

 

―Eso mismo le pregunté a bordo del Isla de Corisco.

 

—¿A quién?

 

—A Teresa.

 

—¿Y qué te respondió?

 

—Alborozada en el enigma comenzó a cantar La flor de la canela. Ya sabes: Déjame que te cuente limeño, déjame que te diga la gloria del ensueño que evoca la memoria del viejo puente del río y la alameda. Déjame que te cuente limeño ahora que aún perdura el recuerdo, ahora que aún se mecen en un sueño… Luego, apartó la guitarra, fisgoneó en su pequeño cuaderno de notas y, con su cautivadora sonrisa y su fino deje sevillano, me explicó que era la deliberada fusión gráfica y conceptual de dos vocablos bien conocidos: el que el Diccionario de la lengua española, antes de su vigésima tercera edición, definía como obra literaria en prosa en la que se narra una acción fingida en todo o en parte, y cuyo fin es causar placer estético a los lectores con la descripción o pintura de sucesos o lances interesantes, de caracteres, de pasiones y de costumbres; y el que califica al libro que sirve en las aulas para que estudien por él los escolares.

 

—¿Y la e?

 

—De electrónico. En alusión, aclaró, a la modalidad de soporte que requiere para poder desplegar todos sus recursos.

 

―Eso se advierte

 

—Si es lo que te propones, sugerí, habría que emitir un aviso a navegantes

 

—¿Y?

 

—Ya tienen el vídeo de presentación  y la página electrónica.   Además, si se enrolan y disfrutan de la aventura, añadió sabedora de que donde hay patrón no manda marinero, les invitaremos a revivir las experiencias que aquí se narran.

 

—Ya veo que no estás al mando.

 

—Es lo que trataba de explicarte. Cuando me afanaba en ultimar mi novela la realidad y la ficción brotaban tan entreveradas y confusas que estuve a un tris de arrojar el manuscrito por la borda. Y entonces, una tarde de abril, apareció ella… Te lo acabo de decir, hay encuentros que tienen eso…

 

—¿No te habrá engatusado tu musa para transformarla en una de esas aventuras colaborativas…

 

—¿En las que se invita a influir en su desarrollo? ¡Qué va! Si recurrimos a las nuevas tecnologías del procesamiento de textos es, como pronto comprobarás, con miras bien distintas. Sin embargo, si está abierta a que el lector aporte sus propias preferencias musicales para enriquecer su banda sonora.

 

—¿Una novela con banda sonora?

 

Y, además, con música seleccionada o compuesta por los propios lectores. ¿No lo crees? Escucha

 

—Eso requiere un soporte conectado a Internet.

 

—¿Acaso añorarás el papel?

 

—¿Yo, un nativo digital que lleva en la sangre bits rojos y blancos?

 

—Lo celebro, pues sólo así podrás sacar todo su provecho a esta primera pre-ediacción.

 

¿Pre-ediacción? ¿Ediacción?

 

—Dani te lo explicará en su momento.

 

—¿Y quién es Dani?

 

—Un tipo ocurrente donde los haya.

 

—¿Y que pintas tú en todo esto?

 

—Lo que me atañe es advertirte que Azar de azahar, la primera parte de Noticia de un amanecer fugaz, ya no trata sólo, como pretendía inicialmente, de peripecias entrelazadas acaecidas en estos años mozos de la democracia en España, cuando en el siempre obsceno desfile de la vida, casi sin poder evitarlo, las firmes convicciones, los más nobles ideales y los cándidos sueños se alborotan y rebelan al alternar con las humanas miserias de siempre. De la paciente forja de un francotirador que, metamorfoseado en impetuoso y solitario gladiador, ya se embosca tras la gigantesca ceiba, ya salta a pecho descubierto a la arena. Ni de la inquebrantable rebeldía con causa que, atónita ante los insólitos disfraces de la farsa, apunta a una cualquiera de las mil dianas del poder y, por su cuenta y riesgo, sin observar disciplina alguna, a cuerpo descubierto, diríase que por puro instinto, ataca y contrataca. Ni de la excitante peripecia personal de pretender enarbolar y trasmitir, a toda costa y durante todo el tiempo, una cierta idea de la fraternidad, la libertad y la justicia. Ni de los lances de una dilatada carrera de fondo que arrancó una noche estrellada de invierno a la vera de una plaza de toros  y de la más bella y esbelta de las giraldas; en la milenaria Sevilla, cuando las aguas del Guadalquivir aún discurrían hacia el Atlántico  bajo los bellos arcos de hierro forjado del Puente de Triana.

 

—¿Y de qué va entonces?

 

—Descúbrelo.

 

—¡Mil páginas!

 

—Que no hay que leer de manera convencional.

 

—¿Qué quieres decir?

 

—Que puedes acortar la lectura saltándote lo que consideres prolijo o no llegue a interesarte (atajo).

 

—Novedoso.

 

—Claro que, si abusas, desperdiciarás la oportunidad de descubrir muchos aspectos interesantes e innovadores.

 

—Lo decidiré en cada caso.

 

—Y, por descontado, también cuentas con la posibilidad de ampliar la lectura (lee+).

 

—Interesante.

 

—Es más, si sólo te atrajesen algunos de los asuntos que se tratan, puedes acceder a recopilaciones preparadas al efecto.

 

—Por ejemplo…

 

—Guinea Ecuatorial, la cuestión de Gibraltar, la participación fraccionada,  la democracia ciudadana, el federalismo global o el modelo de interuniversidad que discutimos a la vera de los bellos fiordos de Noruega…

 

—Me perderé.

 

—Este símbolo (>>) te devolverá al punto en el que interrumpiste la lectura para que puedas seguir el hilo central del relato.

 

—¿De qué?

 

—De un reguero de lances al socaire del hechizo romántico que atrapa a un viejo profesor y a una joven y encantadora periodista de cautivadora sonrisa y fino deje sevillano. Una crónica a dos voces que arranca con el olvidado asesinato de una misionera española y se trenza con las reflexiones de un grupo de expedicionarios bajo una carpa blanca apostada frente a la inmensidad del Atlántico, a bordo del Isla de Corisco, en los salones del Continental de Tánger, a la vera de los bellos fiordos de Noruega, ante las inquietantes fauces del Tungurahua y del Cotopaxi, en el silencio del Sahara, los misterios de la Amazonía o el portentoso y amenazante susurro nocturno de la selva africana.

 

—¿Reflexiones?

 

—En torno a una nueva ciudadanía global, el inaplazable fin de la universidad que conocemos, las vicisitudes de los refugiados, el horizonte energético, el surgimiento del homo ociosus o la irrupción de nuevos instrumentos políticos que conducirán la política mucho más allá de toda democracia conocida.

 

—¿Fabulación?

 

—Realidad.

 

—¿Novelada?

 

—Digamos que trufada de ficción artificiosa que asiste a una narración que, más allá del deleite, apuesta por balizar una nueva ruta hacia el cambio.

 

—¿De qué?

 

—De la política. Ideas y propuestas transformadoras al hilo de episodios dispares que pueden acaecerle a cualquiera. No te extrañes si, en algún momento, crees haber tenido noticia de lo referido; ni si en la tramoya reviven personajes con nombres y apellidos que conoces o te suenan.

 

—¿Y si así ocurriese?

 

—No dudes: son ellos y ellas. Ora, ensalzados; ora, despojados en plena farsa de sus caretas de cartón o porcelana.

 

—¿Políticos?

 

—¿Acaso tienes algo contra ellos? ¿Los consideras incompetentes? ¿Oportunistas? ¿Tramposos? ¿Corruptos?

 

—Tú lo dices todo.

 

—No haber sacado el tema.

 

—¿Yo?

 

—¿Eres del 15M?

 

—Solía reunirme con ellos.

 

—¿Y cómo os va ahora?

 

—Hemos perdido fuerza y…

 

—¿El poder os está desactivando?

 

—Son tantas las cosas a cambiar que…

 

—¿Pasando mucho?

 

—No he dicho eso.

 

—¿Ah, no?

 

—Yo estoy por el cambio.

 

—Pues sube a bordo y navega con nosotros contra…

 

—¿El viento?

 

—El tiempo, que es aún más fascinante que navegar ciñendo. El que nos queda para concebir y poner a punto los pertrechos que necesitará el hombre del mañana para transitar por la senda de la ecociudadanía.

 

—¿Ecologista, eh?

 

—Ecociudadano.

 

—¿No es lo mismo?

 

—No.

 

—¿Y esos signos desparramados por el texto?

—¿Las alfaflechas y las opeefes? Ya te he dicho que se trata de una ediacción. Te fascinarán cuando aprendas a activarlos.

 

—¿De qué van?

 

—De una imaginativa y solidaria apuesta por la creatividad a la que puede sumarse el lector si se anima a ejercer la actolectura.

 

—Crear es sacar algo de la nada, ya me entiendes, un privilegio reservado a los dioses.

 

—O aplicarse a construir el futuro para acercar al presente la utopía. Y es que la creatividad, al igual que la ignición nocturna del combustible que impulsa al transbordador espacial, puede llegar a anticipar el lúcido e insospechado espectáculo de un amanecer fugaz antes de que despunte el alba. Y ahora aguza tu imaginación, échale una ojeada al derrotero y embarca.

 

A bordo de mí mismo, en el inicio de un nuevo milenio.

 

 

Dr. Álvaro Díaz-Cueto y Cayón

Inventor y politólogo

regresa

 

 

 

 

 

 

 

 

DESCARGA LIBREMENTE AZAR DE AZAHAR

 

(En formato pdf)

 

Para que te asegures de que te interesa NOTICIA DE UN AMANECER FUGAZ antes de adquirirla, te invito a descargar gratuitamente la primera parte completa (algo más de 600 páginas, en formato pdf).

 

PULSA EN LA PORTADA

 

 

 

Fecha de inclusión del enlace de descarga: en torno al 10.05.18

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OTRAS PUBLICACIONES DEL AUTOR

 

 













 

regresa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CONTACTA CON EL AUTOR

luisdelarasilla@proyectointersur.org

o utiliza este formulario

                                                                                                                                                                                                                                                          foxyform

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contador de visitas a la página